Traumatología

La medicina hiperbárica, que implica respirar oxígeno puro en una cámara presurizada, presenta ventajas notables en la traumatología. Esta terapia mejora la oxigenación de tejidos dañados, acelerando la curación de heridas, fracturas y lesiones musculoesqueléticas. El oxígeno a alta presión favorece la formación de nuevos vasos sanguíneos y la regeneración de tejidos, lo cual es crucial en la recuperación de lesiones traumáticas.

Además, reduce la inflamación y el riesgo de infecciones, y puede ser especialmente efectivo en el tratamiento de lesiones crónicas y no cicatrizantes.

Cicatrización post-operatoria

La Cámara Hiperbárica es una aliada en cirugías, acelerando la recuperación, evitando infecciones y mejorando condiciones de tejidos. Los beneficios incluyen aumento de vasos sanguíneos, reducción de inflamación, estimulación de células madre y mejora de la actividad bactericida. Los efectos fisiológicos comprenden aumento de oxígeno disponible, estimulación de procesos celulares y fortalecimiento del sistema inmunológico.

¿Necesitas más información?