Quemaduras

La terapia hiperbárica, un tratamiento que implica respirar oxígeno a alta concentración en un ambiente presurizado, es particularmente efectiva en el manejo de quemaduras. Esta técnica aumenta la disponibilidad de oxígeno en los tejidos dañados, lo que es crucial para una rápida cicatrización y regeneración de la piel. Además, promueve la formación de nuevos vasos sanguíneos y ayuda a combatir infecciones, dos aspectos fundamentales en el tratamiento de quemaduras.
Al reducir la inflamación y el edema, también disminuye el dolor y mejora la movilidad en las áreas afectadas, lo que resulta en una recuperación más efectiva y confortable para el paciente.

La Cámara Hiperbárica reduce el tiempo de recuperación en quemaduras, produce vasoconstricción periférica y mejora lacicatrización. Efectos fisiológicos abarcan corrección de hipoxia, estímulo de cicatrización y angiogénesis, y aumento de la autodefensa contra infecciones.

¿Necesitas más información?