Neurología

La terapia hiperbárica, que implica la inhalación de oxígeno a alta concentración en un ambiente controlado, se ha revelado como un recurso valioso en la neurología. Esta técnica aumenta la disponibilidad de oxígeno en el cerebro, beneficiando a pacientes con condiciones neurológicas como daño cerebral, accidentes cerebrovasculares y otras patologías. Este incremento de oxígeno favorece la reparación y regeneración de tejido neuronal, potenciando la recuperación funcional.


Adicionalmente, ayuda a disminuir la inflamación cerebral y el edema, elementos clave en el proceso de rehabilitación neurológica. Su uso como complemento a tratamientos tradicionales ofrece un enfoque prometedor para mejorar los resultados en pacientes con afecciones neurológicas.

Enfermedad de Parkinson

La Enfermedad de Parkinson es degenerativa y se manifiesta con rigidez muscular, temblores y falta de coordinación.

Beneficios de la Cámara Hiperbárica

  • Aumenta la producción mitocondrial, favorece enzimas detoxificadoras y mejora la eficacia de medicamentos.

Efectos fisiológicos de TOHB en parkinson:

  • Mejora de síntomas mediante reducción de inflamación y efectos sobre neurotransmisores.
  • Aumento de la producción de energía neuronal y estimulación de la reparación de tejidos.

Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad mental progresiva que afecta la memoria y la función cerebral.

Beneficios de la Cámara Hiperbárica

  • Mejora la microcirculación y oxigenación en el fluido espinal.
  • Ayuda a reducir el estrés y estimula la neuroplasticidad.

Efectos fisiológicos de TOHB en alzheimer:

  • Implicación de la falta de oxígeno en la enfermedad.
  • Favorece la regeneración axonal, la acción sobre neurotransmisores y estimula la neuroplasticidad.

¿Necesitas más información?